Seguidores

sábado, 16 de abril de 2016

Forrar perchas con hombreras

Ya visteis aquí
cómo les pusimos hombreras a las perchas
y solucionamos el problema de tener un colgador demasiado simple
que te deja marcas en tu camisa favorita.

Ahora os enseño
cómo conseguir que esas perchas con hombreras,
además de útiles nos resulten más bonitas.

Compra tela graciosa, elegante, sencilla, como mejor te plazca
o reutiliza restos que te hayan sobrado de otras labores;
yo tenía esta tela que era lisa por una cara y con estampado por la otra,
y he cosido una cara de cada.
En las imágenes podéis ver los pasos que he seguido,
todos de lo más sencillos.
Primero y con el tejido del revés, 
sigue la silueta con un lápiz o un rotulador para tela.
Corta dejando un poco de margen para después coser y sobrehilar.
En el extremo donde irá introducido el gancho de colgar
simplemente he doblado el pico hacia el revés
y con la uña he marcado su borde.
Quedará un agujerito sin coser
que es por donde sacaremos el gancho de la percha.
He sobrehilado el margen del faldón de la labor
y a continuación he hecho un dobladillo de 1'5 cm.
He girado el forro al derecho y reservado.
Mientras,
échale un vistazo al gancho
y piensa si es demasiado feo como para que esté a la vista tal cual.
Yo tengo perchas que el gancho lo dejaré sin forrar,
pero tengo uno que da escalofríos con solo echarle el ojo
así que también lo he forrado.
He cortado un cuadradito de tela y he ajustado al cabezal con pegamento.
Luego con tiras cortadas al sesgo,
y ayudándome con pegamento (o cola blanca)
he ido forrando el resto del gancho,
solamente la cabeza de la percha.
Cuando la cola ha estado seca,
he deslizado, por el agujerito superior del forro, la percha
y ¡¡¡voila!!!
He hecho unas puntadas 
con hilo a tono en los bajos del faldón,
solo en los extremos.
Así han quedado las perchas con el estampado.
Y así sin él.
Han quedado diferentes unas de otras
porque las perchas no eran todas iguales,
y las hombreras las he ido pillando de aquí y de allá...
Pero en conjunto no estoy descontenta.
¿Qué os parecen a vosotros?
¿Os animáis a ponerle hombreras a las perchas y forrarlas?

Eso es todo de momento.
¡Hasta la próxima entrada!

34 comentarios:

  1. Oh que preciosidad, me encantan! Siempre con ideas tan creativas y útiles estimada amiga.
    Disfruta lo que queda del fin de semana :)
    Besotes!

    ResponderEliminar
  2. muy ingeniosa la idea de poner género a las perchas

    ResponderEliminar
  3. Oye, qué idea tan genial! Y lo monas que quedan las perchas! Muy bien explicado. Gracias!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Fabuloso Herminia, muy bien hecho. Yo no las tengo forradas (se las di a mi hija) pero en cambio tengo "forro" para algunas prendas. Es decir que teóricamente es igual que tu faldón pero yo lo alargo tanto como larga es la prenda a proteger.

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué buena idea, Herminia, muchas gracias!
    Un besote

    ResponderEliminar
  6. Muy bonitas y elegantes te han quedado, es una idea buena para poner en practica.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Qué chulas!!! Me parece una idea genial.
    XOXO

    ResponderEliminar
  8. Te han quedado estupendas!!! Y la tela es muy bonita, casi dará pena colgar ropa porque cubrira esas fundas tan chulas, jajaja
    Besote!!!!!

    ResponderEliminar
  9. Te han quedado unas perchas muy bonitas y útiles que muchos vestidos se escurren de ellas y de esta manera se mantienen en su sitio, gracias por compartirlo.

    Besos/Bea

    ResponderEliminar
  10. La tela es preciosa.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  11. Una idea genial y muy práctica. Me encantó como quedan, sin duda para tomar en cuenta tu propuesta, Besos

    ResponderEliminar
  12. quina roba mes maca, has reutilitzat!!! Bona feina Herminia!!!
    una abraçada.

    ResponderEliminar
  13. el teu armari deu ser la enveja de tots els teus coneguts!t'han quedat molt xules
    Ptns

    ResponderEliminar
  14. Genial idea Herminia, gracias por compartirla.
    Besos guapa!

    ResponderEliminar
  15. Que bonitas quedan, y que gusto saber hacer estas cositas que tanto me gustan y tanto merito tiene saber hacerlas te han quedado preciosas y estupendas para colgar prendas y que luego no tengan señales. Mil besicos

    ResponderEliminar
  16. una estupenda idea, mira que no me gustan las hombreras y he tirado infititas, ahora me arrepiento, y es que no se puede tirar nada, una magnifica idea, besssssssssssssss

    ResponderEliminar
  17. Bella idea, grazie mille per il tutorial!

    ResponderEliminar
  18. Hola Herminia!!! Que ideas mas practicas nos traes,
    además de original. Y muchas gracias por el paso a
    paso, voy a intentarlo aver que me sale

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  19. Me encantaría tener las perchas así!! pero me parece tan complicado de hacer... aunque tu tutorial lo haga parecer muy simple :)
    Se nota que tenés mucha habilidad!
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Quedan geniales y muy prácticas. Ademas al tener hombreras no dejan la señal en las prendas delicadas.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Hola preciosa , quedan geniales
    un beso

    ResponderEliminar
  22. tengo dos jersey que necesitan este tipo de perchas, y a ti te han quedado preciosas, haber si me animo y las hago , aunque seguro que no me salen tan bien como a ti

    ResponderEliminar
  23. una buena idea para transformar las perchas con hombreras que esteticamente no lucen nada y convertirlas en perchas muy chulas!!un besito.maria:)

    ResponderEliminar
  24. Una idea estupenda y muy muy vistosa. Muchos besos y feliz día, Chus

    ResponderEliminar
  25. Que perchas tan bonitas tienes ahora, quedan fenomenal!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  26. Qué buena idea lo de poner hombreras! Te han quedado muy bonitas! Tomo nota y seguro que hago alguna para colgar unos jerseis de punto que tengo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Una idea genial, me encanta como han quedado.

    ResponderEliminar
  28. Hasta las perchas son coquetas, así da gusto.
    Besos.
    Chary :)

    ResponderEliminar

Gracias por darme tu opinión.